Cosas que un traductor puede hacer en agosto


Como todos los años, empieza agosto y parece que el mundo se paraliza. Menos gente por la calle, reposiciones y repeticiones hasta la saciedad en televisión, la mitad de los comercios cerrados… Hasta en el mundo virtual se nota la bajada de ritmo: listas de correo que hasta septiembre no estarán operativas, compañeros que te desean feliz verano y felices vacaciones, Twitter con mucha menos actividad…

En fin, que la mitad del país (la que tiene trabajo, claro) está de vacaciones y nosotros hemos decidido no cogernos vacaciones precisamente por eso. Como traductora recientemente autónoma, soy de las que ha decidido que ya se irá de vacaciones cuando acabe el verano. Me he propuesto aprovechar agosto al máximo: primero para trabajar sin descanso porque sí, la verdad es que yo sí he notado que muchos traductores «titulares» no están y que hay mucha más oferta para los «nuevos». Sin ir más lejos, hoy ha sido la primera vez que tenido que *rechazar* un proyecto porque ya tengo las dos próximas semanas repletas de encargos. Pero, además de trabajar sin descanso, también pienso aprovechar este mes atípico para poner a punto varios asuntos que llevo meses arrastrando.

Os propongo algunas de mis ideas para este mes (y algunas más), por si os inspiran:

 Hacerse de una vez por todas una página web o, si ya se tiene una, actualizarla con los últimos cursos realizados, con nuevas fotos o nuevos apartados.

 Actualizar nuestros perfiles sociales (biografía de Twitter, perfil de LinkedIn, perfil de Traditori…)

 Aprovechar para hacerse un buen book de fotos: el verano favorece a todo el mundo y es el mejor momento para hacer esas fotos profesionales que hace tiempo que necesitamos.

 Renovar la plantilla del blog aprovechando la escasa afluencia de visitas —> ¡en proceso!

 Idear o renovar nuevas tarjetas de visita (ver siguiente punto).

 Hacer un planning de todos los cursos, conferencias, congresos y jornadas de traducción a partir de septiembre y decidir qué presupuesto les asignamos. [Importante: anotar en mayúsculas en la agenda que no se nos volverán a olvidar las tarjetas en casa, en las que vendrá, por supuesto, nuestra nueva página web).

 Limpiar a fondo y reorganizar el despacho: archivar lo que no utilicemos a diario, despejar la mesa, cambiar la distribución de los muebles, redecorar las paredes.

 Hacer varias copias de seguridad de nuestro disco duro. Sí, varias.

 Limpiar la bandeja de entrada de nuestro correo, establecer filtros, darnos de baja en suscripciones  a boletines que ya no nos interesan.

 Crear o reorganizar nuestras listas en Twitter.

Actualizar nuestro CV con los últimos cursos o trabajos realizados. Pensar un diseño fresco y creativo para sumar puntos en originalidad.

 Renovar equipos informáticos aprovechando las rebajas (si tenemos ahorros) o formatear (si no tenemos ahorros).

 Probar nuevos programas de traducción asistida, de maquetación, de subtitulación… o profundizar en los que ya conocemos.

 Socializar con otros traductores que no se hayan ido de vacaciones: los encontrarás en Twitter o actualizando sus blogs con entradas como esta.

 Aprovechando el buen tiempo y las buenas intenciones, hacer algo de ejercicio el fin de semana. El ritmo de trabajo alto necesita movimiento. Esto tampoco lo enseñan en la universidad y debería ser obligatorio.

 Aunque no nos vayamos de vacaciones, podemos reservar al menos un día para hacer algo al aire libre: ir a la piscina, a la playa, organizar una cena en la terraza de casa o salir a tomar algo puede hacernos disfrutar del buen tiempo y nos dará la sensación de estar viviendo un poco más el verano, aunque no salgamos de la ciudad.

 Planear las futuras vacaciones que nos vamos a pegar en septiembre, cuando tengamos toda la playa para nosotros, los alojamientos sean más baratos y el resto de la humanidad esté con depresión post-vacacional.

🙂

¿Se os ocurren más cosas?

Nota: esta entrada ha sido redactada entre traducción y traducción como modo de evasión de la autora, que se esfuerza en ver todo lo positivo que hay en quedarse trabajando en agosto pese al calor, pese al ventilador puesto todo el día y pese al ruido de los niños en el parque.

Fotos: http://www.lomography.es

Anuncios

45 pensamientos en “Cosas que un traductor puede hacer en agosto

  1. Jaja! Cuántas cosas! Yo tengo un papel junto al ordenador donde apunto las cosas que quiero hacer pero no puedo, como escribir en el blog, comprarle el regalo a mi hermano (su cumple fue hace un mes ¬¬) o hacer el Certificado Digital para no tener que mover el trasero hasta Hacienda jaja

    Cuando vuelva a tener un parón intentaré completar la lista, volveré a echarle un ojo a la tuya y me grabaré en vídeo diciendo que no hay que amargarse en los meses de poco/ningún trabajo, que luego llega julio y…ZASCA! porque luego se me olvida y pasa lo que pasa.

    Todavía no sé cuándo llegarán mis vacaciones, pero me queda el consuelo de que siempre es verano en alguna parte xDD

    ¡Ánimo con el trabajo (y con la lista)!

    • ¡Hola, Ana! 🙂 Yo también hago muchas listas y, aunque no sé si es bueno o malo, me ayudan a centrarme y a priorizar tareas. Lo importante al final no es cuándo poder coger vacaciones pero lo que está claro es que sí son necesarias una vez al año. Así que paciencia… 😉
      ¡Gracias por dejarme un comentario!

      Nathalie.

    • Hola, Scheherezade 🙂 En realidad está siendo, con diferencia, mi época de mayor actividad pero bueno, digamos que todas esas ideas son mi plan B en caso de que la buena racha de buenos proyectos termine. ¡Ánimo a ti también y gracias por pasarte!

      Nathalie.

  2. Mi lista de cosas por hacer también es larga y coincide bastante con la tuya, pero no sé cómo lo hago que nunca llego a tacharlo todo por completo. Siempre se me ocurre algo más que podría hacer antes de haber terminado lo anterior. Es algo así como la lista interminable. 😉

    Por cierto, bienvenida al club de los que preferimos irnos de vacaciones después del verano y ánimo con las traducciones a altas temperaturas. Lo más importante es que no se nos llegue a derretir ninguna neurona, si lo conseguimos, habremos superado el verano con nota, disfrutaremos de las vacaciones sin aglomeraciones y, con un poco de suerte, nos habremos ganado algún cliente bueno.

    • Hola, Paula:
      Mis listas también son interminables pero cuando las escribo ya sé que todo no lo voy a poder hacer. Para mí es una manera de priorizar y con que consiga hacer el 50 % de lo que anoto ya me doy por satisfecha. Y totalmente de acuerdo con lo de cogerse vacaciones a destiempo… pero no lo digamos muy alto a ver si lo ponemos de moda y encontramos aglomeraciones en otoño también 😉
      Un saludo,

      Nathalie.

  3. A mí se me ocurre una que no has dicho: ¡irse de vacaciones! Y descansar.
    Sólo de leer tu entrada, me he estresado. ¡Madre mía! La de cosas que tengo aún por hacer. 😉
    Gracias por recordarme unas cuantas, la verdad es que tus propuestas son todas muy coherentes y viene bien no olvidarlas.
    Yo intentaré preparar entradas para mi blog para la vuelta de verano.

    • Jajajaja… La intención no era estresar 😛 Claro, lo de descansar sería lo ideal pero me parece a mí que poco descanso voy a tener este verano (y yo encantada). Todo lo que propongo no me va a dar tiempo pero proponérselo ya es un buen primer paso… Y mira que se me ocurren más tareas que añadir… Lo de preparar nuevas entradas me parece también una idea excelente, por ejemplo.

      Gracias por comentar, Luisa. Espero leer esas entradas que vas a preparar muy pronto.

      Nathalie.

  4. Tengo una lista igual en casa, más algunos proyectos de final de carrera de por medio. Por favor, que alguien me diga cómo después de pasarme las 10 horas en la empresa puedo tener ganas de encender el ordenador y ponerme a hacer trabajitos de la universidad…¡La muerteee!
    Mucho ánimo a todos y todas que estamos frente al ordenador cuando otros están en la tumbona.

    • ¡Hola, María! Te confieso que en esa lista también podría haber puesto mi tesina de máster… De hecho, debería estar en primerísimo lugar pero, sinceramente, traducir me parece más interesante. ¡Espero tener tiempo para todo!
      ¡Mucho ánimo y gracias por comentar!

      Nathalie.

  5. Para mí, agosto va a ser un mes a full, como el tuyo, nada de vacaciones. Tener que estudiar en verano es estresante, ya que todo el mundo está yendo para arriba y para abajo y tú tienes que estar pringando. Pero, la verdad sea dicha, me gusta estar ocupado y hacer cosas.

    La verdad es que todos los puntos de la lista son valiosos y, si puedo, seguiré algunos. Lo del ejercicio es importante, ¿eh? Quiero decir, además de que es sano y tal, también te despeja y te quita el estrés acumulado a lo largo del día. A mí no me pueden quitar mi media hora de ejercicio…

    Además, me has recordado que tengo que actualizar mi CV (ya que he adquirido experiencia haciendo algunas traducciones y algunas revisiones), añadir cursos, etc. 😉

    ¡Ah! Y que no se te olvide esa de «preparar nuevo material para el blog». Los seguidores del blog, como yo, te lo agradeceremos.

    ¡Muchas gracias por la entrada!
    Nos leemos pronto.

    PD. ¡Me encanta el nuevo diseño!

    • Me alegro de haberte recordado lo de actualizar el CV, Ismael 🙂 A mí también es algo que me da mucha pereza pero es importante que reflejemos que no paramos quietos, eso también demuestra profesionalidad e interés por la profesión.
      Lo del ejercicio, ni te imaginas hasta qué punto es importante; las lesiones por tener una mala postura frente al ordenador, incluso antes de los 30 años, son mucho más frecuentes de lo que pensamos. Yo me he propuesto no dejar de ir a nadar ni en invierno (me da muchísima pereza cuando llega el frío).

      Gracias por lo del nuevo diseño, creo que he cogido una plantilla muy reciente y la verdad es que a mí también me encanta. Y lo de publicar más a menudo, lo intentaré… 😉

      ¡Gracias por tomarte el tiempo de comentar!

      Nathalie.

  6. ¡Excelente entrada, Nathalie! A mí se me ocurre que con la experiencia que estás cogiendo podrías apuntarte a un club de baloncesto de nivel. 😉 Yo lo haré, a pesar de mi alturita. Jeje. ¡Ánimo!

    • Uy, ni te lo imaginas, Ayoze… Ya mismo estoy montando una escuela de baloncesto 😀
      Te mando fuerza, respeto, motivación, compañerismo y autoestima desde la península [mensaje en clave], jajajaja.

      Nathalie.

  7. Hola – son pocas veces que me gusta una entrada en los blogs tanto – es exactamente la lista que me haría este verano, ¡y lo has hecho por mi parte ya! Muchas gracias por el excelente post. Necesito seguir trabajando este verano, así que mis vacaciones visitando la famila en Galicia serán, como casi siempre, “working holidays”. Espero tener bastante trabajo, pero si no, estaré intentando hacer casi todo lo que has dicho tú, completamente de acuerdo. Sitio web, tarjetas nuevas, investigando cursos, leyendo un montón de literatura española para mi examen IoL en enero, y ejercicio – ¡a correr con el perro e ir a nadar! Os deseo a todos un feliz verano, de trabajo, de vacaciones, o lo que haga falta. 🙂

    • ¡Hola, Kate! Vaya, menudo piropo… Muchas gracias 🙂 Espero que tengas tiempo de descansar y de trabajar durante tus vacaciones. Ya nos contaremos en septiembre lo que no nos ha dado tiempo a hacer…
      ¡Saludos!

      Nathalie.
      P.D.: lo de ir a correr con el perro me lo apunto también, que me ha gustado.

  8. Yo también me estoy viendo desbordado de encargos desde hace unas semanas; cómo se nota que la mayor parte de los traductores “consagrados” se han cogido vacaciones.

    Creo que es buen momento para que los traductores no tan conocidos nos hagamos un hueco en los equipos titulares de las agencias, al igual que lo hacen los futbolistas calientabanquillos en los torneos veraniegos. Nunca se sabe cuándo vas a poder convertirte en un galáctico de la traducción… De momento me han ofrecido encargos hasta de pares de idiomas que no trabajo, ¡ojalá esa fuera la tónica de trabajo durante todo el año!

    Ánimo, ¡y a darle a la tecla!

    • ¿Verdad que sí? Debe ser cosa del verano aunque, sinceramente, espero que no sea solo cosa de la época y lograr una continuidad también el resto del año… Lo de ofertas en otros pares de idiomas no me ha pasado directamente aún jajaja pero si me pasara intentaría buscar a alguien que lo pudiera hacer. Así solucionas la papeleta al cliente y le haces un favor a un compañero.

      ¡Mucho ánimo para ti también, Daniel!

      Nathalie.

  9. Una lista muy completa. Yo, como asalariada, estoy apenas a una semana de coger vacaciones, y pienso aprovecharlas para mejorar unas cuantas cosillas de mi parte “freelance”. Tomaré nota de algunos de estos consejos, que seguro pongo en práctica ;D.

    • ¡Irene! Qué bien leerte por aquí… Me parece bien que aproveches las vacacaiones para ocuparte de tu parte autónoma pero ¡que no se te olvide descansar! Ya me contarás qué cosas has conseguido avanzar. 😉

      Nathalie.

  10. ¡Una muy buena lista! Pero yo añadiría algo más proactivo: es decir, ponerme en contacto con nuevos compañeros, agencias… ¡conseguir nuevos y mejores clientes! Personalmente, es de lo que más me cuesta, y a menudo nos entretenemos con pequeños retoques que no mejorarán de manera efectiva nuestra cartera de clientes (con más paciencia, mejores encargos, mejores precios, mejores plazos…). ¡Un saludo y gracias por el blog!

    • ¡Hola, Begoña! Claro, lo de relacionarte con compañeros y clientes también es muy importante y esencial para avanzar y para seguir aprendendiendo. En parte creo que he acumulado trabajo para agosto porque a principios de junio hice precisamente lo que describes: me puse en contacto con agencias a las que ya había enviado mi CV meses atrás y con antiguos clientes para recordarles mi total disponibilidad durante los meses de verano. Algo me dice que haber hecho los deberes ha influido, y mucho, en esta buena racha 😉

      Muchas gracias a ti por tomarte el tiempo de dejarme un comentario y… ¡felices vacaciones!

      Nathalie.

    • Ay, el tiempo… ¡Siempre falta para todo! ¿Para cuándo días con 30 horas? El que consiga inventar la manera de estirar las horas se va a forrar… 😛
      Gracias por tu comentario, Judith.

      Nathalie.

    • ¡Muchas gracias por leerme y comentar! Me alegro de que te haya parecido interesante…

      Nathalie.

      P.D.: tu blog ya está enlazado en tu nombre 😉

  11. Hola!!! Soy filólogo y máster en Inglés en la Mención de Didáctica. Aunque no me desempeño profesionalmente como traductor, siempre he estado incursionando en el mundo de la traducción. Vivo en Valencia, España y estoy muy liado en este mes de vacaciones. Por esta razón, decidí escribir para comentar sobre el tema. Me gustaría hacer amistades que estén en el círculo en el que muevo. No se preocupe y ya habrá otra ocasión para aquellos que hoy dedican sus meses de verano a ayudar a quienes lo necesiten, Saludos, Martin Mondejar.

    • ¡Hola, Martin! Pues parece que los traductores no somos los únicos con más trabajo en agosto 🙂
      Mucho ánimo y seguro que ya tendremos tiempo de tomarnos un merecido descanso más adelante. Gracias por tu comentario.

      Nathalie.

  12. ¡Muy interesante! De las cosas que mencionas, hasta ahora yo he optado por el cambio de look de mi blog, no sin antes consultar qué opinaban los lectores, jeje 🙂 La verdad es que verano es una época buena porque desconectar de la rutina hace que surjan nuevas ideas, proyectos, y que aumenten las ganas de hacer algo diferente.

    ¡Un saludo desde Salamanca!

    • Gracias, Merche 🙂 Bueno, yo la verdad no pregunté acerca del cambio de diseño del blog, igual debería haberlo hecho pero fue de esas cosas que piensas y haces impulsivamente… ¡espero que guste igualmente! Gracias también por tomarte el tiempo de comentar y espero que tengas un verano genial y muy productivo.

      ¡Un saludo!

      Nathalie.

  13. Pingback: Cosas que un traductor puede hacer en agosto | Metaglossia: The Translation World | Scoop.it

  14. ¡Hola, Nathalie! Yo también, cual malabarista, estoy aprovechando agosto (y julio, y…) para hacer algunas de las cosas que mencionas. Creo que la página web es sin duda una herramienta fundamental a la hora de promocionarnos y buscar clientes. ¡Buena suerte con todas las misiones y felicidades por la entrada!

    • Hola, Claudia 🙂 Muchas gracias por comentar… Ya tengo yo ganas de verte esa flamante nueva web… ¡Espero verte por aquí a menudo!

      Un beso,

      Nathalie.

  15. Yo añadiría:

    – Ver todas las películas y series que me han ido recomendado a lo largo de todo el año.
    – Leerme este libro, comprarme aquel, empezar este, sacar aquel de la biblioteca…
    – Visitar más mi ciudad que la tengo abandonada.
    – Decirle a todo el mundo que soy traductora y explicar un poquito la profesión.

    Me ha encantado la entrada. Voy a ponerme al día con todo.

    Un saludo
    Lorena Ruiz

    • Me ha gustado mucho tu tercera propuesta, Lorena, muy acertada 😀 Ya sabes, no te separes de tus tarjetas ni en la playa… ¡Nunca se sabe!

      Gracias por tu comentario y feliz verano de trabajo.

      Nathalie.

  16. Hola, Nathalie. Genial. 🙂
    Es la típica lista que hay que tener lista para, en momentos de calma, no perderle la pista.
    Y sin querer dar grima, me ha salido con rima. ;D

    ¡Gracias!

    • ¡Hola, Marta! Pues encantada de que te pueda ser de utilidad en algún momento, ya haga sol o sople el viento 😀

      [Si es que a las traductoras nos sale la creatividad por los poros…]

      Gracias por leerme, me hace mucha ilusión 😉

      Nathalie.

  17. …. yyyyyyyy es muy importante tomar vacaciones…. este artículo me ha resultado maravilloso. Así, agosto parece el mes más ‘emocionante’ por enterrarnos en tareas por libre designio … que es lo que estaba haciendo, sin por cierto muy interesantes éxitos, y cuando voy a ver con quién me distraigo, no está nadie. En este instante, que tengo una lista muy parecida a la que ofreces, la tengo de memoria (me hace toctoc como el pájaro carpintero) y a la vez esparcida en papelillos alegres de colores -con algunas tareas terriblemente atrasadas, otras en buen camino o incluso resueltas (lo que no me descansa tampoco)-, acabo de decidir que no aguanto más, que no me acuerdo cuándo fue que tomé un descanso en serio más allá de un buen rato con amigos, un finde en la playa , y que me monto en mi toyotica y me voy a donde nada se me ha perdido, lejos de pantallas, monitores, BB, iPhone, laptop, etc. a un sitio donde no se hace otra cosa que estar ¡bien! retormar y reforzar plan “salud mental y física”!!!! caminatas, neblinas, piscinita, masajes, amistades por venir, quizá desinteresadas (no llevaré tarjetas jejjeje), silencio, espacio-tiempo y tomar algunas notas para mi bitácora / libro futuro, a lo sumo.
    Asumiré el riesgo de no ser tan eficiente, de no ser tan perfecta, de saber que no puedo cubrir y mantener actualizados todos los campos que nos atañen a los traficantesdepalabras como me gusta llamarnos… Antes de cerrar la computadora, es esto lo último que hago: agradecerte por tu artículo que me ha hecho (son)reír y reaccionar. El punto más importante de tu lista es : PLANIFICA TUS PRÓXIMAS VACACIONES, porque si no, agosto y su lista se vuelven eternos… Claudia.

    • Por supuesto, Claudia. Las vacaciones son indispensables porque la mente necesita descansar para poder funcionar correctamente. Lo importante no es tanto en qué mes tomarse vacaciones sino hacerlo de forma consciente y, como bien dices, desconectando absolutamente de todo.

      Me alegro muchísimo de que la entrada te haya hecho darte cuenta de que necesitas tener tiempo para ti y desconectar.

      P.D.: Creo que tu comentario es el más largo que han hecho nunca en el blog. ¡Gracias! 😀

      Nathalie.

  18. Me en-can-ta. Increíblemente las mil cosas que todos, por motivos miles, siempre tenemos pendientes. All leerlo, decía: “hace rato que tengo eso pendiente… y eso también, ¡ah!, eso no le he hecho todavía… cielos, claro, lo tengo abandonado…” Aunque acá (Perú) sería en enero por razones de temperatura y bajón de trabajo, creo que esas tareas las podemos asumir en cualquier momento en el que de pronto “respiramos” entre traducciones e interpretaciones. Son tantas las tares que hasta sería bueno que cada quien haga una lista de sus prioridades, porque, como mencionaron ya, para esto hace falta tiempo, mucho tiempo.
    Excelente artículo, gracias por tomarte unos minutos y escribir. Es una bonita manera de hacernos recordar lo que debemos estar haciendo. A Lorena Ruiz le digo: lo máximo su comentario con respecto a que hay que salir y decirle a todo el mundo que uno es traductor y/o intérprete y explicar la profesión, ochentamil veces si es necesario. ¡Qué lindo leerlos! En especial a ti, Nathalie.

    Un abrazo

    daphne

    • ¡Hola, Daphne!
      Muchísimas gracias a ti por leer el blog. Es cierto que las cosas que propongo se pueden hacer en cualquier momento del año pero también he hecho esta lista para mí, para intentar priorizar todo lo que me ronda la cabeza… Y mientras tanto, seguiremos haciendo lo que hacemos siempre: intentar estirar el tiempo al máximo 😉

      Gracias de nuevo y espero leerte por aquí pronto. Saludos.

      Nathalie.

  19. ¡Qué bueno que es agosto de verdad para los que nos introducimos en este mundo! Yo no he parado en todo el mes, ni un solo acceso a twitter y sin actualizaciones en el blog. Ahora tengo tanta efervescencia laboral en la cabeza que no sé por dónde empezar a actualizar. Empezaré con algunos elementos de tu lista, creo que tendré para rato 😉

    • ¡Hola, María! Vaya, no has parado… ¡me alegro mucho! Yo tampoco me puedo quejar pero he de ser sincera: estar todo el día frente al ordenador también ha sido más llevadero gracias a las redes sociales, donde estábamos los que nos hemos quedado sin vacaciones 😉 ¡A ver si septiembre continúa igual de bien!

  20. Hola! Yo también todos los agostos estoy con un montón de faena! Las vacaciones se hacen mejor en septiembre. Aquí te dejo otra idea para cuando tengas más situaciones en las que vas a tener que rechazar trabajos porque ya tienes la agenda llena: Subir las tarifas, jeje! Trabajar menos por más. Los precios aumentan cuando hay más trabajo, y bajan cuando hay menos! Te dejo un saludo y espero que aproveches al máximo de los tres últimos meses del año, que son los en los que más trabajo hay!

    • ¡Hola, Gabriel! Gracias por tu opinión, la verdad es que es interesante lo que dices, ¡porque también me está pasando a mí! Y en realidad que lleve casi 2 meses sin publicar nada nuevo por aquí es precisamente por eso.

      Espero leerte pronto por aquí.

      Un saludo,

      Nathalie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s